May

30

Bienvenidos a La Alianza Fajardo

Por Israel Rivera

Templo

Le damos la bienvenida a nuestra página donde podrás conocer más acerca de La Alianza Cristiana y Misionera de Fajardo. Todos los domingos transmitimos en vivo nuestros cultos para que puedas recibir la bendición de parte de Dios desde tu computadora. Entérate de todas nuestras actividades para que puedas participar y que no te pierdas ninguna de ellas. Conoce cada uno de nuestros ministerios y ven, forma parte de nosotros. No olvides dejar tu comentario o contáctanos.

Que Dios te Bendiga!!!

Sep

25

Espirituales Carnales

Por Glorie Acevedo

Tengo la impresión que mucha de la moderna espiritualidad apesta a carnalidad. Cuando la Biblia habla de espiritualidad, la fuerza del mensaje va dirigida al carácter y la dulzura de las personas espirituales. Todas las características de un hombre espiritual no tienen nada que ver con fórmulas, liturgias, ritos o poses místicas. Estas se nutrirán de la santidad personal.

Habla de AMOR y no de agresividad verbal.

Es GOZO y no rostros tensos y amargados.

Es PAZ y no ambiente de tensión y temor.

Es PACIENCIA y no tener  tolerancia con los demás.

Es BENIGNIDAD y no acusar a los demás de fríos y carnales.

Es BONDAD y no ver lo malo sin hacer nada bueno por quienes criticamos.

Es FE y no dudar que Dios puede obrar en los demás como obra de nosotros.

Es MANSEDUMBRE y no agitación que lastime.

Es TEMPLANZA y no alaridos para que Dios escuche lo que pensamos de otros.

Por eso, “”Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.”

Cuídate que mucha de tu “espiritualidad” no sea fabricada por lo mejor de tu carne religiosa. Pero insiste en evidenciar el Fruto del Espíritu en todo tu andar y caminar con Cristo.

 

Tomado del libro “Un Corazón Pastoral” por el Dr. Carmelo B. Terranova

Sep

25

La Biblia que sobrevivió la caída de las torres gemelas

Por Glorie Acevedo

EE.UU.- El 15 aniversario del ataque contra el World Trade Center de Nueva York, fue recordado en todo el mundo la semana atrasada. El fotógrafo Joel Meyerowitz, que pasó nueve meses grabando el trabajo en los escombros, registró un testimonio de lo que él considera un mensaje de fe, entre los restos del mayor ataque terrorista en Occidente.

Él recibió de uno de los bomberos que limpiaron el lugar, una Biblia que acabó teniendo páginas “soldadas” a un pedazo de acero.

Meyerowitz dice no entender cómo no se quemó por completo y el metal acabó formando con el tiempo una especie de marco de páginas que aún se pueden leer.

El pasaje en que estaba abierta la Biblia es en Mateo 5, donde se puede ver claramente las palabras de los versículos 38 y 39: “Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente. Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra”.

El fotógrafo dice que no entiende cómo el intenso calor no fue capaz de fundir el acero, y no se quemó el papel fino utilizado en la impresión de las Escrituras. El fotógrafo decidió hacer un video para contar cómo profundamente lo movió y, quién sabe, puede tocar a la gente en tiempos tan difíciles.

“De todas las páginas de la Biblia que podrían ser abiertas, esto es lo más notable”, afirma Meyerowitz.

 

 

Carmen Peterson

Directora de Misiones

Sep

18

El fruto del Espíritu: Benignidad

Por Glorie Acevedo

Nuestro mundo está lleno de personas cortantes, personas que insultan a los que están a su alrededor, no le abren la puerta a las señoras de edad ni les ayudan cuando van con paquetes pesados, se ríen de las desgracias ajenas y tratan de mostrar su superioridad pasando por encima de los demás.

Sin embargo existen otras personas que ceden sus puestos en la fila, elogian a las personas que los rodean, se apuran para abrirle la puerta a los demás, se solidarizan con los infortunios de otras personas, muestran humildad y disposición para servir al prójimo.  ¡Cómo hace falta personas que muestren la benignidad del Señor!; y cuando se manifiesta, qué ambiente de dicha y paz.

La Benignidad es la virtud de crear un ambiente apacible y espiritual con actos de afabilidad y amabilidad. Hay dos cualidades que van de la mano con la benignidad: el amor y la misericordia. Benignidad es darnos humildemente en amor y misericordia a las personas que posiblemente no podrán darnos nada a cambio, a personas que a veces no lo merecen y a personas que por lo general no nos van a agradecer por ello.

Muchas personas piensan que la benignidad es debilidad, pero es lo contrario, es la fortaleza que viene del Espíritu Santo, y es el reflejo del carácter de Dios. Hoy, como nunca, necesitamos cristianos que reflejen el Fruto del Espíritu de la Benignidad.  ¡Anímate! HOY ES UN BUEN DIA PARA COMENZAR.

Pastor Luis O. De León

Sep

18

Pablo y Wilma Reyes: un matrimonio restaurado

Por Glorie Acevedo

Pablo y Wilma se casan en Santiago, Chile en 1969. Luego de 15 años de casados, Pablo tiene varios amoríos y Wilma se enamora del mejor amigo de Pablo, provocando esto una crisis matrimonial a punto del divorcio. Un amigo de ellos, conociendo la crisis que estaba pasando este matrimonio, les invita a un Encuentro Matrimonial (ALMA) auspiciado por la Alianza de Chile. Ellos aceptaron ir por compromiso, pero sin ninguna esperanza que su matrimonio fuera a ser restaurado.

El sábado en la mañana Dios comienza a tocar el corazón de ambos, escuchando el testimonio de una mujer que estaba relatando exactamente la situación que Pablo y Wilma estaban viviendo y cómo Dios restauró su matrimonio. Ambos entregan sus vidas al Señor Jesucristo y a su matrimonio vuelve la felicidad.

Siete años después, vivieron momentos difíciles que pusieron a prueba su matrimonio. Pablo, durante un examen médico sufrió una lesión en la médula espinal y quedó paralizado de la cintura hacia abajo. Aunque Pablo todavía no camina, juntos siguen testificando del poder que transformó sus vidas, su matrimonio y cómo a través de esta experiencia tan difícil, su relación con Dios y su matrimonio se fortalece cada día más.

 

Carmen Peterson

Directora de Misiones

Sep

11

El Fruto del Espíritu (Paciencia)

Por Glorie Acevedo

¿Qué es la paciencia para una madre que está en espera, después de nueve meses, de su primer hijo o hija? ¿Qué es la paciencia para un misionero que luego de orar, predicar, enseñar y testificar por años, encuentra que no hay mucha respuesta positiva? ¿Qué es la paciencia para aquel que espera en medio de su enfermedad la sanidad?

La paciencia que produce el Espíritu Santo es la capacidad de estar firmes a pesar de la injusticia, adversidad, aflicción, para no dejarse provocar o reaccionar con ira. La paciencia humana en muchas ocasiones es resignación. En otras palabras un hecho que no cambiará jamás.

La paciencia que produce el Espíritu Santo es el resplandor trascendente de un amante y tierno corazón que, en su trato con quienes le rodean, se comporta con ellos en forma bondadosa y cortés. La paciencia del Espíritu también incluye la perseverancia, la capacidad de sostenerse de pie firme bajo la carga del agotamiento de la tensión y de la persecución, mientras se realiza la tarea de la obra del Señor. Por el otro lado el apóstol Santiago nos exhorta que tengamos paciencia en la espera del regreso de Nuestro Señor Jesucristo.

Muchas personas se dan por vencidos fácilmente cuando las circunstancias no salen a su manera o cuando enfrentan algún tipo de adversidad. El Espíritu Santo le dará la fuerza en medio de la adversidad para mantenerse en una actitud de fe y desarrollar la paciencia al caminar íntimamente con el Señor. Dios hace crecer dentro del corazón confiado y obediente la paciencia espiritual que descansa en las promesas de Él.

 

 

Pastor Luis O. De León

Sep

11

Riesgos colmados de fe

Por Glorie Acevedo

Por más de un siglo los obreros aliancistas han incursionado en territorios rudos y peligrosos, corriendo grandes riesgos personales- aun hasta la muerte- por llevar las buenas nuevas de Jesús a un mundo perdido.  Mabel Frances sintió desde muy pequeña el llamado a servir en Japón. Cuando la Alianza eliminó la restricción de que hombres y mujeres solteros salieran al campo misionero. Inmediatamente nuestra misionera Mabel salió en el año 1909 a la isla de Japón. Era un país que estaba comprometido con religiones antiguas como el Budismo y el Shintoísmo. Predicar las buenas noticias de Jesús era una tarea muy difícil de hacer. Pero Mabel se esforzó y en el Poder del Espíritu Santo logró alcanzar muchos japoneses para el Reino de Dios.

En el año 1962, con más de 80 años de edad, el gobierno de Japón le otorgó a Mabel el pertenecer a la Quinta Orden del Sagrado Tesoro. Fue la primera vez en la historia, que este alto honor era conferido a una persona que estuviera viva. Este honor se le concedió por su contribución- según la citación oficial- al bienestar del pueblo japonés en su condición precaria y confusa al momento de su derrota en la Segunda Guerra Mundial y por los largos años dedicados a llevar a cientos de japoneses al conocimiento de Dios, a la paz de mente y corazón.

Lograr los propósitos de Dios significa TOMAR RIESGOS COLMADOS DE FE.

 Carmen Peterson

Directora de Misiones

Aug

28

El fruto del Espíritu (gozo)

Por Glorie Acevedo

Nuestro mundo moderno es uno malhumorado, pesimista e inmoral. Tengo la impresión que a veces parece que estas actitudes se filtran en nuestras iglesias evangélicas.

Dios quiere que vivamos intensamente felices en un mundo intensamente infeliz. Pero muchos cristianos no han descubierto que una de las virtudes del Fruto del Espíritu es el GOZO. Muchos piensan que el Gozo Espiritual es el resultado de una sucesión de cosas agradables. Es decir, se alcanzaría la felicidad por medio de factores dichosos. Decimos para ser feliz y experimentar el Gozo del Espíritu  todo debe estar bien: la economía, la salud, la familia y aun la religión. La suma de todo esto nos permite dar gracias a la vida porque “todo está bien”. Hasta que un día cualquiera experimentamos la inesperada dicha de ser desdichados, de tener un problema serio, una enfermedad grave, una decepción emocional o una caída moral. Inmediatamente se rompe el frágil caparazón de esa falsa felicidad que fabricamos.

Es entonces que el Apóstol Pablo nos dice en Filipenses 4:4: “Regocijaos en EL SEÑOR SIEMPRE”.  Y descubrimos que la clave de la felicidad y del Gozo Espiritual no consiste en nuestros logros personales, status económicos, ni en el concepto humanista que define la felicidad. Aunque todo esto nos trae alegría, es por poco tiempo. Nuestra felicidad y regocijo es en NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO que a través del Espíritu Santo nos fortalece, nos sostiene, nos levanta, nos consuela. Esto es el GOZO del ESPÍRITU.

Nuestro regocijo espiritual está encima de nuestro estado de ánimo. Cuando decidas regocijarte en el Señor, aunque no lo sientas hacerlo, Él tomará control aun de tus sentimientos. “Y me gozaré en el Dios de mi salvación. Jehová el Señor es mi fortaleza, el cual hace mis pies como de ciervas, y en mis alturas me hace andar.”

 

 

Pastor Luis O. De León

Aug

28

Preparen el camino para el Señor

Por Glorie Acevedo

Tim Crouch, Vicepresidente de la Alianza Cristiana y Misionera para Ministerios Internacionales, cuenta maneras en que Dios está obrando.

Dios está usando algunos de los acontecimientos espantosos de nuestro mundo para cumplir Sus Propósitos, y muchos están buscando a Jesús como nunca antes.

El llamado de Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea: “Preparad el Camino para el Señor” es un desafío para cada cristiano, cada iglesia de que no solo el Señor se está moviendo en este mundo, sino que nos llama a participar con Él.

Carmen Peterson

Directora de Misiones

Aug

21

Mas bueno que Dios

Por Glorie Acevedo

La bondad de Dios es la mayor esperanza para el hombre caído. Nunca decaen sus misericordias, son nuevas cada mañana. Por su bondad confiamos y esperamos. La bondad de Dios es la acción concreta de la Gracia de Dios. Pero la bondad de Dios corre paralela a la Santidad y la Justicia de Dios. Un Dios injusto no sería bueno porque la verdadera bondad está íntimamente ligada a la Justicia y a la Santidad. Cuando Dios enjuicia el pecado y condena la desobediencia, lo hace por amor al hombre y por bondad a Sus criaturas. El mayor acto de bondad de un Dios Sano es la extirpación de todo foco de infección. Por eso Su bondad no permite el pecado y la obstinación, ya que sabe que la consecuencia final es muerte y juicio. Por ser bueno es Justo, por ser Justo es bueno.

Sin embargo algunos cristianos quieren ser más buenos que Dios, más tiernos que Dios y más sabios que Dios. Por un sentimiento de “lastima”, o de “pena” emocional son muy transigentes con algunos pecados y muy comprensivos con algunos desobedientes. O pueden ser severos con los pecados ajenos y muy permisivos con los pecados de los amigos y familiares. Y lo que realmente hacen es quebrantar la Palabra de Dios, violar Su Justicia y cuestionar Su Santidad. Quieren ser más buenos que Dios y toleran la desobediencia con mayor amplitud que Dios. Y  no solo que acumulan mayor condenación a sus defendidos, sino que acarrean sobre ellos mismos el juicio de la complicidad.

Dios es bueno. No seas más bueno que Dios. No sea que queriendo ser más bueno que Dios, termines siendo tan malo como el diablo.

 

Tomado del libro “Un Corazón Pastoral” del  Dr. Carmelo B. Terranova

Aug

21

Un día en la vida de Hassan

Por Glorie Acevedo

Hassan tiene 8 años de edad y vive en el Mediano Oriente con su abuela, su hermana y sus pajaritos. Estudia en una escuela para varones. Tiene clases todos los días menos los sábados. Hassan vive cerca del mar y le gusta tirar piedras en el agua junto con su hermana. La ciudad donde vive nuestro amiguito de hoy es muy antigua. A él le gusta jugar entre las ruinas e imaginar que está en una fortaleza. Desde allí puede ver las embarcaciones que llegan a la zona portuaria.

Cuando llega a su casa, busca su alfombra roja porque es hora de las oraciones. Se tienen que lavar las manos, la cara y los pies. Luego es el tiempo de realizar las tareas escolares. Está aprendiendo a leer y escribir en el idioma árabe. Le gusta jugar con su hermana a ser maestro de escuela. La vida de Hassan es un ejemplo de compromiso al Señor sin dejar de ser niño. Oremos por todos estos niños de Mediano Oriente para que Dios los cuide y sigan siendo fieles al Señor.

Carmen Peterson

Directora de Misiones